lunes, 26 de abril de 2010

Miopes


Leyendo el buen post de mi co-blogger Kazuki Souta, me vino a la mente la escena cumbre de Perfume de Mujer (Scent of a Woman, para los puristas como yo que gustamos de llamar a las cosas por su nombre original), la buena película del gran Al Pacino y el muerto de Chris O’Donnell. La escena a la que me refiero, recordarán, es aquella en que el Teniente Coronel Frank Slade defiende a Charlie por no delatar a unos compañeros en una especie de “juicio” en la Baird School, el colegio súper top al que asiste. Gracias a imdb.com, puedo citar textual la parte que me interesa de ese monólogo:

“Now I have come to the cross-roads in my life. I always knew what the right path was. Without exception, I knew, but I never took it. You know why? It was too damn hard”

A qué viene todo esto? A que si la sociedad argentina fuera una persona, diría exactamente lo mismo que Slade. La gran mayoría de los casos en que hubo que tomar una decisión difícil, no se tomó. Se optó por el camino fácil, priorizando el corto plazo. Hoy estamos de nuevo en una encrucijada; algunos pedimos parar la pelota e implementar una serie de medidas que van a ser costosas en el corto plazo (llámenlo ajuste si quieren, pero la verdad es que lo que se pide es una reforma estructural de un modelo económico y fiscal insostenible en el tiempo) a cambio de una marcha más saludable de la economía en el mediano y largo plazo, mientras que otros plantean que hay que crecer tanto como podamos ahora para tratar de saldar la deuda social.

Obviamente, ambos argumentos tienen su valía. En el primero no me voy a detener porque es la visión que venimos plasmando en este blog. Desde la segunda visión, quizás para justificar el cortoplacismo y el facilismo en que incurren muchos economistas y políticos, se habla de una deuda social que hay que saldar maximizando el crecimiento en el corto plazo.

Lo cierto es que históricamente, la Argentina ha subestimado la importancia de las medidas de largo plazo, tomando medidas de efecto de corto plazo. Hay decenas de ejemplos. Por ir a los años recientes; la Convertibilidad (sí, fue una medida razonable y efectiva, pero facilista), la propia devaluación, la estatización de las AFJP, la intervención del INDEC y los subsidios, entre muchos otros, son ejemplos de soluciones fáciles y temporales a problemas complejos.

Por algo, una de las frases argentas por excelencia es “lo atamos con alambre”.

Esto no es sólo culpa de los dirigentes. El votante argentino pide resultados inmediatos, con lo que el margen para que la dirigencia piense en el mediano-largo plazo es muy acotado. El voto en Argentina es voto-premio o voto-castigo: si en los dos años previos a la elección el partido gobernante tuvo una buena coyuntura macro, gana, si no, pierde. Así de simple. En ese contexto, el Gobierno de turno tiene que conseguir resultados rápidos para no ser eyectado por el electorado.

Pero, a su vez, la actitud del votante tiene sentido. En un país con la historia de volatilidad de la Argentina, cómo pretender que el horizonte de planificación no sea el corto plazo? En nuestro país, no se vive, se sobrevive. O al menos esa es la sensación que se percibe permanentemente. La idea de “aprovechar la volada” porque mañana no se sabe qué puede pasar está instalada. Que el principal medio de ahorro argentino sea la compra de dólares es todo un dato del comportamiento precautorio que nos caracteriza.

Todo esto plantea un panorama muy complicado, un clásico círculo vicioso en el que la sociedad y la dirigencia se empujan mutuamente a moverse pensando en el corto plazo.

La única forma que yo veo para salir de este brete es un acuerdo entre la sociedad y los dirigentes para empezar a pensar en el largo plazo. Hay experiencias exitosas en ese sentido. Acá nomás tenemos a Brasil y Chile, que lograron convencer a la sociedad de la importancia de pensar en el largo plazo. Toda la dirigencia en ese país estuvo de acuerdo en que había llegado el momento de definir políticas de Estado, y convencieron a la sociedad de la importancia de mantenerlas. Hoy, cuando en esos países cambia el Gobierno, lo que cambian son cuestiones accesorias a un modelo general que se mantiene inalterable. Lo mismo pasa en España. No hay que confundirse, España está en una tremenda crisis y además buena parte de su crecimiento en los últimos 20 años fue gracias a la palanca de la Unión Europea, pero no por eso vamos a desconocer los méritos de un país que Franco dejó en la miseria y que hoy es refugio de millones de latinoamericanos y africanos.

Todo esto lo digo de cara a 2011. Hoy los dirigentes de la oposición parecen coincidir en la importancia de pensar en políticas estructurales y de largo plazo (no así el oficialismo). Por ahora son solo palabras, es responsabilidad de la sociedad presionar para que esas palabras se conviertan en planes concretos. Estamos frente a una buena oportunidad de cambiar la forma en que se hace política en la Argentina, espero que tanto los dirigentes como los votantes estemos a la altura de las circunstancias. Por ahora, mis esperanzas son pocas.

5 comentarios:

  1. Parte del problema es la elección separada de partes del congreso y el ejecutivo...(dado que sucede lo que sugiere Billy de que hay voto voto castigo)
    Entonces...si los primeros dos años de un gobierno (CFK) son malos, la oposición gana el congreso (poder dividido, donde cada uno trata de dejar impotente al otro)...cuando llega la elección tiene la misma situación...lo mismo para Macri para la ciudad..

    El voto para el ejecutivo viene después de haber ganado el legislativo, pero a la mitad del mandato se renueva y por desgaste se pierde...entonces nos quedan gobiernos con dos años con legislativo a favor y dos años con legislativo en contra

    ResponderEliminar
  2. En parte eso puede ser un problema. Pero la verdad es que muchísimos países tienen elección de medio término, y eso no ha sido un problema para pensar en políticas de largo plazo.

    Aunque se podría evaluar un cambio en el calendario electoral, creo que el gran problema a la hora de votar está en: 1) cómo evaluamos las gestiones y 2) qué esperamos de nuestros dirigentes.

    Haciendo que se vote cada 4 años se podría reducir un poco la volatilidad política, pero no creo que genere un cambio cultural en la forma de votar.

    ResponderEliminar
  3. ejje, claro..Asumí que no conozco formas de cambiar culturalmente a mi país, por eso sugería un parche..o "atarlo con alambre", dada la forma de pensar...pero entiendo que el problema de fondo es otro

    ResponderEliminar
  4. Concuerdo en el pesimismo, y de última eso sería mejor que nada. Pero bueno, la verdad que no es imposible lo que se propone en el post, por qué no ir por eso?

    ResponderEliminar
  5. Coincido en lo dificil del tema y la trascendencia cultural que tiene hoy día, pero me parece que además de necesitar responsabilidad por parte del lectorado, un problema es que hoy sólo quedan personajes a quien votar, que se van pasando de un bando al otro. No hay oposición ni oficialismo. Los partidos políticos como promotores de una idea colectiva que trasciende en el tiempo, más allá de las figuras, ya no existe (obviamente, claro esta, por que por años muchos de los personjes que hoy nos representan se ocuparon de eliminar); y en mi humilde opinión, eso es lo dificil cuando el electorado quiere manifestarse pensando en el largo plazo.

    Muy bueno el blog. Saludos.

    ResponderEliminar

Tags

Cole Trickle (308) Billy Torment (202) K (86) Inflación (45) Mundial (32) BCRA (29) Elecciones (29) Congreso (28) Oposicion (28) Macri (27) Actualidad (24) Kazuki (19) Europa (17) Chazz (16) 2011 (15) Elecciones 2011 (14) Carrió (13) Tipo de Cambio (12) UCR (11) Inflacion (10) Alfonsín (9) China (8) Crisis (8) Inseguridad (8) Presupuesto (8) Boudou (7) Financiamiento (7) INDEC (7) Palermo (7) Coparticipación (6) Educación (6) Inmobiliaria (6) Krusty (6) Salarios (6) 1 a 1 (5) Anses (5) BEA (5) Crédito (5) Importaciones (5) Jubilados (5) PJ (5) Soldati (5) USA (5) Vivienda (5) Anibal (4) CFK (4) Cleto (4) La nacion (4) Retenciones (4) Subsidios (4) ACYS (3) Alfonsin (3) Canje (3) Cobos (3) Crecimiento (3) Fiscal (3) Gasto (3) Impuestos (3) Inmigración (3) Moreno (3) Moyano (3) Pagina 12 (3) Política Monetaria (3) Reservas (3) 82% móvil (2) AUH (2) Actualidad Política (2) Ajuste (2) Asia (2) Bicentenario (2) Bolsa (2) Brasil (2) Ciudad (2) Club de Paris (2) Consumo (2) Deuda (2) Duhalde (2) Economia Mundial (2) Empleo (2) Energía (2) Es Cultural (2) Filmus (2) Giorgi (2) Gualeguaychú (2) IED (2) Ley de Medios (2) Maradona (2) Mentira (2) Mesa de Enlace (2) PRO (2) Papel Prensa (2) Pino (2) Prepagas (2) Progresismo (2) Redrado (2) Riquelme (2) Sanz (2) Seguridad (2) Selección (2) Sola (2) Subte (2) Timerman (2) Transporte (2) UBA (2) Uruguay (2) clarín (2) 678 (1) Adios (1) Agenda (1) Alak (1) Aniversario (1) Anonimato (1) Argentina (1) Artemio (1) Autorreferencial (1) Autos (1) Aviso (1) Banco Centrales (1) Bancos (1) Barone (1) Binner (1) Blogger (1) Bomba de humo (1) Cabandie (1) Cagazo (1) Capital Humano (1) Capitales (1) Cavallo (1) Centro (1) Comentarios (1) Competitividad (1) Condiciones de vida (1) Control (1) Copa América (1) Creditos (1) Default (1) Desarrollismo (1) Desarrollo (1) Dolar (1) Economist (1) Emision (1) Espacio Público (1) Etiquetas (1) Expectativas (1) Exportaciones (1) FMI (1) Facho (1) Facultades Delegadas (1) Faltante (1) Fanelli (1) Faso (1) Federer (1) Ferrer (1) Ferrocarriles. (1) Fibertel (1) Fito Paez (1) Futbol para Todos (1) Garré (1) Grecia (1) Homero (1) INDEC. (1) Ibarra (1) Industria (1) Inflación. (1) Infraestructura (1) Inside Job (1) Ironía (1) Jaime (1) Japon (1) Justicia (1) LCD (1) Larry (1) Lavagna (1) Levy Yeyati (1) Lubertino (1) Marcó (1) Matrimonio (1) Medios (1) Menem (1) Mercado de Trabajo (1) Mercados (1) Messi (1) Modelo (1) Monetarismo (1) NBA (1) Navidad (1) Nunca Mas (1) Operadores (1) PISA (1) Partidos Políticos (1) Peronismo (1) Piquetes (1) Preguntas (1) Presidentes. (1) Propenso al Divague (1) Propiedades (1) Proteccionismo (1) Protestas (1) Péndulo (1) Radio (1) Recaudación (1) Remedios (1) Sabatella (1) Salvatore (1) Santilli (1) Sarlo (1) Schoklender (1) Scioli (1) Senado (1) Stolbizer (1) Subtes (1) Teoría Económica (1) Transparencia (1) Vargas Llosa (1) Verna (1) Villas (1) Violencia (1) Volatilidad (1) Wikileaks (1) diputados (1) etenciones (1)